Ya seas de los que disfrutas de tu moto acuática durante todo el año o solo en temporadas de verano, hacer el correcto mantenimiento de esta es esencial. Un mantenimiento óptimo te ayudará a evitar costosas averías, como también garantizará que tu moto de agua tenga la mayor vida útil posible.

El mantenimiento impecable de tu moto de agua en 10 pasos

A continuación, te explicamos los 10 pasos para un perfecto mantenimiento de tu moto de agua, los cuales serán claves para que tu vehículo esté en perfecto estado. Además, te daremos una recomendación extra para levantar la zona de la campana y del iBR para revisar toda la zona de la turbina.

 

 

1. Sacar la moto de agua

El primer paso es sacar la moto del agua. Puedes hacerlos mediante un remolque, cuna de varada o plataforma flotante. Asegúrate de realizarlo de manera segura, aunque parezca una obviedad.

 

2. Desenroscar los tapones

Una vez que la moto esté fuera del agua, procederemos a desenroscar los tapones situada en la popa (parte trasera de la moto acuática) para que drene el agua acumulada.

3. Desalar o Endulzar la moto

Con cariño y generosidad, desalar o endulzar la moto. Limpia y aclara la moto minuciosamente para eliminar cualquier residuo procedente del mar que pueda causar corrosión.

 

4. Desalar el motor

A continuación, desacoplar los asientos para desalar todo el motor. Nuestra recomendación es endulzar la moto con el motor en frío y antes de echarle agua a la sentina, verificar que no haya entrado agua. En caso de que haya entrado agua, no te compliques y llévala al taller.

 

5. Conectar la manguera

Conecta la manguera en la popa de la moto de agua para realizar una limpieza adicional.

 

6. Secar el motor, conexiones y sentina

Con cuidado, se deberá ir secando el moto en frío, así como las conexiones y toda la zona de la sentina. Una esponja o trapo pueden ser de gran utilidad para realizar el secado.

7. Lubricación

Lubrica de manera minuciosa la zona de la sentina, motor y otras partes como la turbina, y no te olvides del gatillo. Más adelante te daremos un consejo sobre cómo elevar la campana manualmente.

 

8. Encerar

¡Recuerda! Utiliza siempre un producto que contenga cera para limpiar y encerar todas las partes de plástico de la moto acuática que la protegerán de elementos exteriores.

 

9. Desalar el remolque

Un paso que, a menudo se pasa por alto, pero es de vital importancia, es desalar el remolque. Asegúrate de eliminar la sal de las zonas del cojinete y eje, así como toda la zona de iluminación.

10. Colocar funda

Para proteger tu moto durante el almacenamiento, siempre es recomendable colocar una funda. Comienza cubriendo el manillar y avanza hacia la proa, cubriendo los laterales y terminando en la popa.

 

Recomendación extra: revisar la zona de la turbina

Por último, una acción altamente recomendable es revisar la zona de turbina. Sigue los pasos indicados para elevar la campana manualmente y realizar la revisión de manera segura.

Para elevar la iBR de tu moto, comenzaremos insertando la llave y encendiendo el motor  pulsando <<Start>>. Tras el check-in en el cuadro, mantén presionado el gatillo izquierdo y aparecerá el mensaje <<anulación iBR, Pulse Mode>>. Acto seguido, presiona el botón <<Mode>>, seguido del botón <<VTS>> para elevar la campana del todo. Una vez asegurada, suelta el gatillo. Un pitido de confirmación te indicará que la campana está segura. Finalmente, retira la llave para garantizar tu seguridad al realizar la revisión de la zona de la turbina.

Recuerda que cuanto más cuides y mantegas tu moto, más tiempo tendrás para disfrutarla. Con estos 10 pasos esenciales para el mantenimiento de tu moto acuatica, tendrás tu moto listo en todo momento.