Chalecos Salvavidas

Chaleco más vendido

La nueva temporada viene con todo. Más confort, más estilo, más ecológica, justo lo que necesitas para disfrutar tu deporte favorito y más.

AIRFLOW

  •  Ecopreno ecológico sin caucho, flexible, ligero, transpirable y de secado rápido.
  • ZONA DEDICADA AL CONFORT LUMBAR: Acolchado extra para minimizar la presión en la parte inferior de la espalda y reforzar el apoyo.
  • PANEL DE MALLA: Elimina el agua para ofrecer secado rápido y confort térmico regulado.

Chalecos salvavidas masculinos

La seguridad es primero, pero con estos chalecos salvavidas para hombre también tendrás estilo y comodidad ¡Encontrarás variedad de materiales y colores!

Chalecos salvavidas femeninos

Con estos chalecos salvavidas para mujer no solo estarás segura, también estarás súper cómoda. Podrás elegir el estilo que prefieras en una variedad de colores y materiales.

FAQ´S

¿Cómo usar un chaleco salvavidas?

Cuando se trata de proteger tu vida, todas las precauciones que tomes son pocas. Uno de los elementos más importantes que podrán protegerte en el mar es el chaleco salvavidas. Este elemento hará que te mantengas a flote cuando hayas caído al agua y, además, en muchos casos, protege de posibles golpes.
A la hora de elegir un chaleco salvavidas, comprueba que es efectivamente de tu talla. Asegúrate de que las correas se cierran correctamente y que te queda pegado a tu cuerpo.
Los materiales más utilizados resisten temperaturas de entre 30 y 60º grados bajo cero. Conviene que el chaleco salvavidas que elijas sea también resistente al fuego o rayos solares.
Dependiendo del deporte que vayas a practicar, necesitarás un tipo de chaleco u otro, los hay brillantes, otros necesitan ser inflados antes de ser usados.
Antes de usar un chaleco salvavidas, conviene comprobar si está en perfecto estado. Por ejemplo, si ha estado guardado durante mucho tiempo o expuesto al sol, podría estar deteriorado. Habría que comprobar también que las correas están en buen estado y que la tela no está rota.

¿Por qué DEBEMOS USAR CHALECOS SALVAVIDAS?

En las embarcaciones de recreo matriculadas en España, según el ámbito de aplicación dispuesto en el Real Decreto 339/2021, de 18 de mayo deberán llevar obligatoriamente determinados elementos de seguridad entre los que destacan los chalecos salvavidas.
A diferencia de los chalecos de ayuda a la flotación de otros deportes de agua, los chalecos salvavidas homologados tienen mayor flotación, mayor visibilidad, son capaces de mantener a flote con las vías respiratorias fuera del agua a una persona incluso inconsciente, silbato, etc. Por lo tanto a todas luces son los elementos de seguridad más importante en el mar, y motivo por el cual sean obligatorios en las embarcaciones.
Los chalecos salvavidas evidentemente son considerados equipos de protección individual. Por lo tanto tienen que pasar las más estrictas pruebas de certificación para garantizar su perfecto funcionamiento en toda circunstancia.

¿CÓMO ELEGIR UN CHALECO SALVAVIDAS?

Podemos clasificar los chalecos salvavidas de diferentes maneras. Una de ellas es según su flotación, que además será determinante según la zona de navegación para la que tengamos despachada nuestra embarcación.
La flotación de los chalecos de embarcación se mide en Newtons (N), se trata de la unidad de fuerza del Sistema Internacional de Unidades. La flotación, de modo simplificado, se trata de una fuerza de empuje vertical y hacia arriba proporcional al volumen de fluido que desplaza el cuerpo en flotación, por ello se mide en esta magnitud.

¿Cómo saber cuánto peso soporta mi chaleco salvavida? ¿Qué indican los valores Newtons?

Los fabricantes de los chalecos salvavidas no indican el peso máximo soportado por los chalecos, suelen indicar un rango de pesos para unos Newtons determinados, esto es debido a que la flotabilidad de un cuerpo en un fluido como el agua está determinada por nuestro peso, la capacidad de nuestros pulmones (el aire que haya en ese momento en el interior de los mismos) y nuestro porcentaje de grasa corporal.
En Europa es habitual encontrar la flotabilidad en Newtons pudiéndolo transformar en kg de empuje multiplicando por 0,1019.
Por ejemplo, un chaleco salvavidas de 50 N podría mantener a flote un peso de 5,10 kg de un material denso como plomo, hierro, oro, granito, etc.
Esto significa que una persona que pesa 140 kg, aproximadamente el 80% de su cuerpo es agua. El agua no tiene peso cuando estamos flotando en el mismo fluido porque tienen la misma densidad. Por lo que el chaleco ahora solo tiene que mantener a flote 28 kg. Un chaleco con una flotabilidad de 70 N serviría perfectamente para mantener a flote a una persona de 140 kg.
Se dividen en cuatro tipos: 50 N, 100 N, 150 N y 275 N. Según el tipo de actividad y la zona de navegación, se necesitará un chaleco salvavidas con mayor o menor índice de flotabilidad.
Chalecos de 50 N: se recomiendan para su uso en aguas interiores o tranquilas, en actividades como kayak o esquí náutico, en personas que saben nadar. Este tipo de chalecos tienen una flotabilidad de 5 kg.
Chalecos de 100 N: tienen una flotabilidad de 10 kg y permiten mantener a flote a una persona que no sepa nadar. Pero no pueden mantener a la persona inconsciente boca arriba.
Chalecos de 150 N: tienen una flotabilidad de 15 kg y mantienen a la persona boca arriba, aunque esté inconsciente. Se utilizan en barcos que navegan en alta mar o costa.
Chalecos de 275 N: son más pesados y dificultan el movimiento. Se usan en navegación de altura y condiciones extremas.

¿De qué están hechos los chalecos salvavidas? ¿y cuáles son los precios de los chalecos?

Los dos materiales de fabricación más habituales son:
•De nylon: Más económico y ligero. Es el más común en los deportes de remo. Sus características les hacen sentirte cómodo y poder mover sin problemas las extremidades en actividades en la que es imprescindible.
•Neopreno: Es el material por excelencia en los deportes acuáticos. Es un tipo de tejido más caro, pero se ajusta muy bien al cuerpo y tiene mayor flotabilidad.
En cuanto a cuánto cuesta un chaleco salvavidas, varía bastante entre las marcas que los fabrican como también la calidad y la funcionalidad.
Elije entre alguno de estos diseños exclusivos de chalecos salvavidas Sea-Doo o Jet pilot.

¿Cómo debo cuidar mi chaleco salvavidas?

Es muy importante el cuidado de nuestros chalecos salvavidas, te recomendamos que: El secado se haga siempre al aire libre sin luz solar. Después de usarlo darle un enjuague con agua dulce y que quede muy bien seco antes de guardarse.
Es aconsejable que se hagan revisiones periódicas según las instrucciones del fabricante. En el caso de los chalecos inflables, se verificará cada año el cilindro de gas y cada mes el estado de la pastilla de sal.

¿Qué son los CHALECOS AUTOINFLABLES? ¿SON CÓMODOS Y SEGUROS?

Existe una familia de chalecos salvavidas de barco que son autoinflables. Son por lo tanto muy compactos y cómodos a la vez que seguros con todas las garantías. Cumplen todas las normativas que los demás chalecos salvavidas. Disponen de elementos que accionan el inflado del chaleco tanto manualmente como automáticamente al caer al agua. Se disparan con una cartucho de CO2 y la detección del agua se realiza por la disolución de una pastilla de sal o por la detección de la inmersión del chaleco. Es importante destacar que pese a ser completamente seguros no sustituyen a los chalecos salvavidas de flotabilidad permanente, esto es, a los de espuma flotante, de cara a por ejemplo a la inspección periódica de la embarcación. Se trata de un elemento extra para llevar puesto navegando en una situación en la que el chaleco de flotación permanente sería incómodo o, a priori, innecesario por no estar en una emergencia. Los chalecos salvavidas automáticos son por lo tanto altamente aconsejables navegando a vela, tanto de placer como en regatas, ya que se trata de una disciplina en la que es fácil caer al agua, o recibir un golpe de la botavara, engancharse en algún cabo, o driza etc.

¿Qué es significa CHALECOS SALVAVIDAS CON ARNÉS DE SEGURIDAD HOMOLOGADO?

Los chalecos salvavidas homologados con arnés certificado cumplen todas las normas referentes a los chalecos, pero además certifican un cierre y hebillas reforzadas con una sólida gaza que tendrá como finalidad sujetar firmemente una línea de vida para evitar a toda costa caer al agua. Y de caer siempre tener un contacto físico con la embarcación. ¡la seguridad es lo primero!

Me encanta navegar con mi mascota ¿Existen chalecos salvavidas para perros?

¡Claro que si! Tanto si se trata de practicar Stand Up Paddle, kayak, surf, salir en barco o cualquier otra actividad en el agua, asegúrate de que tu perro lleva un chaleco salvavidas para que no se agote durante las actividades.
Un chaleco salvavidas para perros es también una herramienta ideal para que tu perro se acostumbre al agua por primera vez. No todas las razas tienen la misma afición al agua ni han nadado antes, sobre todo si vives lejos del agua.
La flotabilidad adicional les ofrece una sensación de seguridad. Por lo general, un chaleco salvavidas para perros también tiene un agarre práctico en la espalda, para que puedas sacar fácilmente al perro del agua si algo va mal.

¿Cómo debe ponerse un chaleco salvavidas para perros?

Básicamente, un chaleco salvavidas para perros debe llevarse igual que un chaleco salvavidas para humanos. Tiene que quedar lo suficientemente ajustado para que no se gire ni se tuerza en el agua, pero lo suficientemente cómodo para que no restrinja ni hiera al perro.

¿Por qué necesita mi hijo un chaleco salvavidas infantil?

El chaleco salvavidas infantil como dispositivo de protección en el agua es extremadamente importante si tenemos en cuenta que el ahogamiento es la primera causa de muerte accidental en el mundo. Por si fuera poco, las muertes por ahogamiento son más frecuentes entre los niños de 1 a 4 años, seguida de los niños de 5 a 9 años.
Aunque tu hijo sepa nadar, llevar un chaleco salvavidas mientras está en una piscina o en una embarcación es una excelente idea, ya que aún no tienen experiencia en nadar y pueden alarmarse más fácilmente si ocurre algo en el agua. Además, si tu hijo se fatiga sin que te des cuenta, un chaleco salvavidas infantil puede evitar que se hunda bajo el agua.
Además, mientras se practica paddle surf, kayak o se navega con ellos a bordo, si se produce una emergencia y tu hijo o tú perdéis el conocimiento, un dispositivo de flotación adecuado puede hacer que se mantengan a flote de forma segura. Y como se ha dicho con el chaleco salvavidas infantil de tipo II, puede incluso ponerlos boca arriba hasta que llegue la ayuda.

¿EXISTEN CHALECOS SALVAVIDAS PARA IR DE PESCA?

Hay gran variedad de chalecos para salir con tu embarcación a pescar. Un chaleco salvavidas de pesca tiene dos funciones: Poder llevar en sus bolsillos todos los accesorios de pesca y mantenernos a flote en caso de caída al agua.

¿De qué material está fabricado un chaleco salvavidas de pesca?

Los chalecos de pesca flotantes o salvavidas están fabricados por lo general en tela Oxford y Poliestar, ambos materiales de gran resistencia a las roturas pero muy ligeros y flexibles para su utilización como prendas de ropa y están rellenos por dentro de la denominada espuma EPE o espuma de polietileno, que entre sus muchas cualidades tiene la de una altísima flotabilidad.
Estos materiales en que se fabrican los chalecos de pesca flotantes son de alto rendimiento, muy duros y resistentes a rasgaduras y transpirables, cualidad muy de agradecer cuando se pasan largas jornadas de pesca y se necesita expulsar el sudor interior para estar secos y mantener la comodidad y confortabilidad mientras pescamos.

Pregúntanos tus dudas!